Préstamos destinados a pagar impuestos, ¿lo sabias?

Si ya has recibido el borrador de tu declaración de la renta y has comprobado con horror que este año te toca pagar, tranquilidad, hay diferentes opciones para hacer frente a este impuesto y a otros gastos inesperados. De hecho, existen préstamos destinados a pagar impuestos, ¿lo sabias?

Si ya has recibido el borrador de tu declaración de la renta y has comprobado con horror que este año te toca pagar, tranquilidad, hay diferentes opciones para hacer frente a este impuesto y a otros gastos inesperados. De hecho, existen préstamos destinados a pagar impuestos, ¿lo sabias?

La opción bancaria para asumir el pago del IRPF

Seguro que lo primero que te ha venido a la cabeza es solicitar un préstamo bancario, lo cual te ha dado mucha pereza, no es para menos.

Lo primero que tendrías que hacer sería acudir en persona a tu entidad bancaria. Después, te preguntarán por una nómina domiciliada o seguros sociales. Acto seguido, te propondrán la contratación de un seguro de vida, un depósito con riesgo, una tarjeta de crédito o el seguro de tu vivienda. Una vez convencido de que no quieres ninguno de esos productos bancarios, tendrás que responder a una serie de cuestiones en virtud de cuyas respuestas el banco decidirá si “se fía de que devolverás el dinero o no”, y después de todo esto, quizás te concedan el préstamo. Sí, ese para el cual tienes tanta prisa.

Podrás tener suerte y que tu entidad bancaria te ofrezca productos específicos para pagar a plazos el IRPF, ya que cuando te sale “a pagar” en la declaración puedes optar por abonar todo el importe de una sola vez, de forma fraccionada o con ayuda de financiación externa.

Los contras de este tipo de paquetes: suelen establecer una comisión de apertura, muchas aplican intereses, las cantidades a prestar superan los 500 euros en la mayoría de los casos y los plazos de devolución, los seis meses. Así que, si tu caso es el de una obligación tributaria de 300 euros que te gustaría devolver en 30 días para quitarte la deuda de encima cuanto antes, un préstamo bancario no es la solución.

Una solución rápida para cumplir con Hacienda

¿Cuál será entonces la solución a tus problemas?

Desde luego, olvídate de no pagar los impuestos correspondientes, pues lo más seguro es que acabes pagando más de lo debido en forma de multa o encontrándote la sorpresa de que Hacienda te ha embargado la nómina.

Nosotros te proponemos dos opciones, la primera es que solicites el pago fraccionado y un aplazamiento a la Agencia Tributaria para ganar tiempo y no agobiarte con la cantidad a pagar. Y si esto no es posible, que solicites un préstamo rápido de hasta 500 euros en una entidad de confianza como Contante. Podrás hacerlo de forma online y tener la cantidad precisa en tu cuenta bancaria en cuestión de hora, además de la oportunidad de devolverla en tan solo 30 días.


Detalles del contacto:
Contante

Madrid

Nuevo Plan PROMO MENSUAL

Nuevo PLAN PROMO MENSUAL, 80€  por 30 días.

CONSULTAR CONDICIONES NUEVO PLAN PROMO MENSUAL

sunotadeprensa

Usamos cookies para asegurarte una mejor experiencia en nuestra web. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information